El ramo perfecto para tu boda

26/05/2010 - Bodaplanet

La elección de ramo de flores de la novia es un tema muy personal. Lo más importante es adaptar tus gustos al traje y tu manera de ser. El traje es un elemento determinante a la hora de elegir tu ramo, también hay que tener en cuenta tu físico, el entorno y la época del año en que te casas.

 
Si llevas un traje sencillo puedes permitirte el lujo de llevar un ramo elaborado o con caída, mientras que si tu traje es más recargado deberías optar por un ramo sencillo que sirva de complemento al conjunto.
Es muy importante compensar los elementos de tu look para no caer en el barroquismo. Además, el ramo siempre debe acompañar al vestido, adaptándose al estilo. 

 

Los ramos con cascada, de tamaño un poco grande o llevados de brazo son ideales para novias altas, sin embargo si la novia no es muy alta le irá mejor un ramo más pequeño y sin cascada, nunca deberá llevarlo sujeto con el brazo.
 
Los colores son importantísimos ya que una mala elección puede cargarse el resultado final. El color del traje influye, aunque muchas veces es divertido optar por un color atrevido. El color rosa y el lima combinan a la perfección, elige el rojo si eres atrevida, los azules son muy veraniegos… También puedes optar por un ramo multicolor, en ese caso te recomendamos que las flores sean muy camperas para que no resulte recargado.

 

Se llevan mucho las peonías, las magnolias, los lisianthus… Todo depende de la temporada. Cada vez se ven más, ramos desenfadados que parecen haber sido elaborados por la novia, dan un toque juvenil al conjunto y son ideales para bodas en el campo.

 

 

Es probable que tengas una flor preferida y quieras utilizarla en tu ramo. Las flores son elementos naturales muy efímeros que tienen un periodo de vida muy concreto a lo largo de todo el año. Hoy en día, la mayoría se cultivan en viveros y podrías conseguir, por ejemplo, peonías en pleno invierno cuando son muy estacionales, concretamente de abril y mayo. Nuestro consejo es que no te obceques, puedes tener suerte y conseguir esa flor que tanto te gusta el día de la boda, pero no sería raro que las condiciones de frescura de la misma dejaran mucho que desear. Te animamos a que te dejes asesorar por las floristas que son las que mejor controlan este tema. Es más, nuestra recomendación sería además, que eligieras varias opciones de ramos distintas y la semana antes de la boda la persona que te lo elabore decida uno u otro dependiendo de la calidad de la flor en ese momento.

 
Una tendencia del sector es utilizar flores secas o liofilizadas, Tradicionalmente no se veía bien que la novia no llevara flores frescas, pero cada vez más, está opción está cobrando protagonismo, Ten en cuenta que una flor tratada no es lo mismo que una flor artificial hecha de tela o plástico. La flor seca tiene un trabajo artesanal que consigue mantenerla durante años. ¡Imagínate mantener tu ramo de novia intacto por los siglos de los siglos! Además, el peso del ramo disminuye considerablemente y descubrirás lo cómoda que te sientes llevándolo, es probable que te olvides de él y te ayudará a entrar a la iglesia de una manera más natural.
 
 
Es un artículo de Monjardinas.
 
 

Comentarios Anteriores

No hay comentarios.

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Nombre:

Email: (No será publicado)

Comentario: